Alguien tiene disposición para la ocasión….

Imagen tomada del canal de youtube de revista ESQUISSES

Imagen tomada del canal de youtube de revista ESQUISSES

Frecuentemente estoy buscando música nueva y a veces rara, artistas musicales con propuestas “distintas” o simplemente propuestas con sonidos  fáciles de digerir acompañado de pinceladas creativas, eso me llevo desde principios del nuevo siglo a escuchar muchas bandas “Inide”. Tomando en cuenta que la gran mayoría de artistas guatemaltecos forman parte del género “indie” les comparto algo del genio Ishto Juevez. Lo vi por primera vez cuando mi tío me compartió este video  y un banner que invitaba a la presentación del lanzamiento de un EP titulado “Chapuz Chapín”.  Entrada + disco + un “after” interesante en la salida = Fuimos con la familia a ver “al ishto”.

 Salí tan convencido y emocionado del “show” de Ishto Juevez que al otro día le escribí un mail para felicitarle.

Creo que poco a poco su música está llegando a más personas. Hoy entré a mi perfil de Facebook y me encontré con un vídeo de Ishto Juevez, ya conocía la canción así que como muchos le dí un “like” y seguí con “mi que hacer” diario. Al pasar de las horas, vuelve el mismo video a colocarse frente a mí… Dije “miremos pues porque tanta bulla” y me encuentro con esta joya realizada por los periodistas independientes de Esquisses, el sonido ambiente antes de la canción le da un toque muy humano, más un escenario poco elaborado, lograron transportarme al patiecito de mi casa (cálido como cuando era niño). Así que como dice el mismo ishto juevez aquí va un “empujoncitopara que le den clic y disfrutar de buena música, comerse una “refa” o café con pan, en el patio de la casa.

Anuncios

Una pausa, y celebra la vida

Foto por samu

Foto por samu

Hace unas semanas, tuve la oportunidad de hacer pausa (literalmente) y quedarme quieto, no se suponía que iba a ser así aunque estaba en un lugar muy transitado tenía que trabajar; así que me acomodé en una silla con esa intención. Me coloqué los audífonos y escuché música (mientras intentaba trabajar). Luego de unos minutos me di por vencido al no poder concentrarme. Mientras la música sonaba me puse a “shutiar” (observar detalles) a las personas que pasaban frente a mi lugar. Me di cuenta que muchas (casi todas las) personas se veían felices, sonreían y bromeaban con sus acompañantes. Esto me hizo pensar ¿Qué hace feliz a las personas? Porque parece que estamos destinados a ir “en busca de la felicidad” y muchas veces nos deprimimos al ver que la luz al final del túnel está muy lejos o ni siquiera la podemos ver.

Recuerdo que hace un tiempo le pregunté a mi hija, “mija” ¿qué te hace feliz? Luego tuve que cambiar la pregunta por ¿Cuándo estás feliz? Y ella respondió “cuando estoy con papi y mami”, “cuando pinto”, “cuando juegas conmigo” y “cuando viene la Fernandita” (su prima). No quiero hablar de la familia necesariamente, quiero hablar un poco sobre la felicidad, por lo que voy a sacar dos cosas en la respuesta de mi beba, ella es feliz cuando está con las personas que ama y cuando hace lo que le gusta, nada más que ¡genial! Esa es la lección que me dio o mejor dicho me confirmó.

En el libro who will cry when you die del autor Robin S. Sharma  se encuentra una frase que me impactó, el autor escribe algo así “Nunca he visto a una persona que está a punto de morir, lamentarse por no haber trabajado más, pero si mucha gente lamentarse por no haber pasado más tiempo con sus seres queridos”.  (Dije que no iba a hablar de la famila) Así que para finalizar únicamente quiero agregar algo que les puede servir: Es sobre una película inglesa que acabo de ver se llama About Time, me la describieron como una comedia romántica, y mi sorpresa es que aunque tiene comedia y escenas de romance, la verdadera lección es sobre la vida,  sobre disfrutar la vida, sobre cómo muchas veces no le ponemos atención a lo que pasa a nuestro alrededor, pensamos que nada va a cambiar, todo será igual y la verdad, es que la vida cambia, porque el cambio es bueno y necesario para la experiencia que llamamos vida; por esto he aprendido a poner “pausa” al día a día y disfrutar de los detalles (ya lo he dicho antes). La felicidad al final de cuentas es una decisión, siempre vamos a querer más, pero si estás con tus seres queridos, y disfrutas lo que haces; celebra la vida…