¡Hagamos business pues!

Fotografía: Samu Hernández

Fotografía: Samu Hernández

Los primeros años del nuevo siglo, me dio por buscar información sobre desarrollo personal, dentro de los autores con los que me topé en ese momento puedo mencionar a Stephen Covey, con los famosos 7 hábitos de las personas altamente efectivas; John C. Maxwell, con el tema de liderazgo, Robin S. Sharma con algunos consejos sobre la disciplina personal; y por supuesto con Robert Kiyosaki y el libro “Padre rico, padre pobre” libro que a muchos nos resultó una dura bofetada, a otros algo difícil de creer, y para otros más, algo totalmente descabellado. Ésta lectura me afectó a tal punto que desde mis primeros trabajos buscaba tomar el “control” sobre mis ingresos y sobre todo el control en algo mucho más valioso para mi; el tiempo.
Hoy un poco más de diez años después, me resulta algo común y muy atractivo el hecho de emprender proyectos y por supuesto, trato de motivar a personas a realizar actividades de emprendimiento; actividades dónde tengan la oportunidad de hacer lo que les apasiona o en su defecto lo que se les facilita, y con esto tratar de tomar el control sobre sus ingresos y como lo decía antes, tomar el control sobre el tiempo.

Sin embargo me doy cuenta que para muchas personas esto no es muy importante, muchos siguen buscando la solución a sus problemas económicos en el famoso “pan duro, pero seguro”, hay otro grupo por ahí que en el peor escenario tratan de que sean otros los que se arriesgan, para ellos salir de la zona de confort cuando el territorio ya está asegurado.

Hace unas semanas me encontré una frase, de Tony Gaskinsque dice: si no construyes tus sueños alguien te va a contratar para que le ayudes a construir los de él”. Frase que motiva a reflexionar sobre éste tema, y nos insta a emprender algún proyecto,  sin embargo para algunas personas el iniciar una actividad nueva, propia y desde cero, no es más que el último recurso a un problema financiero y en cuanto consigan algo “estable” dejan tirado el proyecto.
La pregunta es ¿Qué me impide emprender? Y la respuesta más común (y válida) es “la situación económica”, muchas veces ese “pan duro pero seguro” es lo que nos mantiene a flote y hay que dar gracias por ello, principalmente cuando ese pan no es tan duro en realidad… Pero cuando las personas no emprenden simplemente porque están en “piloto automático” ahí es más grave la situación a futuro.

Hoy, les quiero motivar a tomar el tiempo necesario para crear su “idea de negocio”. Y luego planifiquen la forma de iniciar con ese proyecto. Piensen a futuro, y no sean cortoplacistas, recuerden que nuestra generación no es como la de muchos de nuestros padres, quienes tenían acceso a un plan de retiro (forcivoluntario). Felicito a los que poseen una cuenta de ahorro a largo plazo como una forma de retiro, pero para los que no tienen una de éstas todavía, ¡pilas y hagamos business!

Anuncios

¿Qué necesita un emprendedor, para tener éxito en Guatemala?

Entrepreneurship GT

Luego de varios años de trabajo y sobre todo de estudio personal, llego al punto de decir “es momento de hacer algo propio” y es así como me tiro al agua como emprendedor…

Mi  proyecto estaba enfocado en ofrecer publicidad estrategicamente correcta. Empiezo con un programa de radio en FM, con algunos tropiezos por mi falta de experiencia, pero sale al aire, unos pocos meses después se me ocurre hacer una revista impresa (por qué no, total diseñe y medio escribí en un par de revistas y realicé muchos suplementos); luego un evento (también por la experiencia que tenía montando eventos promocionales). Todo enfocado en un mercado “muy bien estudiado” y “atractivo económicamente”.  Lo que pretendía era ofrecer entretenimiento “interesante” “ameno” e “inteligente” a ese grupo de personas entre 25 y 35 años, que viven en la ciudad, que son profesionales o están cerca de llegar a ser profesionales, y algo muy importante con un gusto peculiar en la música y la cultura general, esas personas que los años ochentas habían “culturizado” con la televisión por cable, la radio FM, los videojuegos y la entrada de un nuevo medio de comunicación, el internet. Bueno, está de más decir que la estructura era algo mucho más elaborado que eso, pero para plasmar una idea les comparto ese panorama.

En concepto no estaba mal, estudié mucho el tema de publicidad y marketing, trabajé siendo una pieza clave en la creación de estrategias de marketing para una institución con relativa presencia en el mercado financiero local, donde pude hacer ejercicios de prueba – error, observar  lo que funciona y no funciona en el mercado Guatemalteco. Sin embargo, con toda esa “experiencia” y “conocimiento” el proyecto no funcionó.

En realidad no fue culpa de nadie más que de mi persona, pagué el precio por aprender, y aprendí. Espero que no sea tarde, pero ahora tengo claro la importancia de rodearme con las personas que pueden afectar un proyecto,  creer en esa idea; porque precisamente el hecho de ser tu amigo y tenerte afecto, puede darle confianza de arriesgarse en tu persona.

Tenemos que saber lo que hacemos, pero tenemos que tener la capacidad de convencer a las personas para que crean en lo que estamos haciendo. Simon Sinek, lo explica en su charla del “the golden circle” y muchos otros autores han dicho algo similar “La gente gasta o invierte con el corazón no con el cerebro”. En este caso no me refiero al consumidor final, me refiero a la(s) persona(s) que está(n) por invertir o patrocinar tu idea. El consumidor final en Guatemala puede ser un poco diferente.

Al momento de emprender un proyecto empresarial no se trata únicamente de tener una gran idea, se trata de comunicar esa idea de forma clara, a la persona correcta.

Para tener éxito en Guatemala no es suficiente aplicar conceptos que sacamos de libros (escritos en el extranjero) porque nuestra realidad muchas veces es diferente.  Y por eso, aquí les van algunas sugerencias para un proyecto emprendedor exitoso:

1 Necesitas una buena idea de negocio, situado en la realidad del público al que quieres  llegar o atender. 

2 Conocé a tu público, no supongas conocerlo, estudia sus hábitos de compra, sus hoobies, lo que hace con su tiempo.

3 Comunica bien tu idea con pasión, no decir qué vas a hacer sino por qué lo vas a hacer.

4 Debes tratar de hacer amistad con muchas personas con la capacidad de invertir o patrocinar tu proyecto,  o  personas que seguro necesitarás en tu equipo de trabajo.

Quiero resaltar el estar ubicado en la realidad del mercado, porque ahora es importante estar cerca de nuestro público, si bien es cierto que con las redes sociales y el internet se puede llegar a todo el mundo, es un hecho la importancia de estar cerca y ser parte de su realidad, por eso empresas internacionales “grandes”, están abriendo “fan page” locales,  no es casualidad o falta de estrategia que haya fan page de Claro Guatemala, Claro Chile, todo lo contrario es precisamente parte de la estrategia.

Muchas veces veo emprendedores que pareciera que nacieron en el país equivocado (a mi me pasó) Por no ser conscientes de la realidad a la que se van a enfrentar.

Hace pocos días estuve platicando con mi amigo Pablo Reckholder y el me dijo algo muy cierto “hacé un producto o servicio enfocado  a gente que sí gasta, -lo poco que tiene”.

¿Cuál es el éxito de una pizzeria que se especializa en un producto de Q5? El éxito es que le vende al que tiene Q20 para gastar en almuerzo, y personas con ese perfil hay muchos en nuestro país.

Así que la próxima vez que quieran lanzar un proyecto de emprendimiento, tomen en cuenta mis sugerencias y estoy seguro que les voy a ahorrar un serio dolor de cabeza…

Agregar valor con publicidad

Apple_logo_Think_Different_vectorized.svg

Quiero dedicar mi primera publicación sobre publicidad a un clásico (que me eriza la piel). Un anuncio que no sólo sirvió para promover la marca Macintosh (Apple), sino inspiró a muchos otros a emprender… Tal vez sueno muy romántico, pero en este espacio voy a presentar anuncios que dicen mucho (actualmente); mensajes para los “Creativos” publicitarios, empresarios y a cada persona que vive un día a día sin mucha pasión. A continuación con la voz de Steve Jobs, y esperando que haya por ahí muchos locos, rebeldes, buscadores de problemas que ven las cosas diferentes y no respetan el status quo.

porque la gente que está lo suficientemente loca para pensar que pueden cambiar el mundo, son las que lo hacen” Steve Jobs.

Apple (unreleased) Think Different ad – Narrated by Steve Jobs (1997)