#ViernesDeXseso

Imagen tomada de youtube

Imagen tomada de youtube

Los que vivimos el inicio de los años 90´S acompañados de música, disfrutamos de un sonido “pop rock” muy rico y con energía positiva; bandas como Gin Blossoms, Better Than Ezra, The Rembradts, Tonic, Hootie & the Blowfish y Spin Doctors;  quienes de alguna forma tomaron algunos sonidos “alegres” de la banda R.E.M. (creo yo) y cada uno agregando un toque personal, lograron animar las mañanas, tardes y noches del inicio de la década dominada por el sonido Grunge. Hoy 20 años después me encuentro con este nuevo álbum de la banda de rock sureño Kings Of León con sonidos parecidos a los de las bandas mencionadas al inicio. Y siendo viernes por la noche, último viernes de febrero; creo que vale la pena acompañarnos por esta excelente rolita que de seguro nos alegrará el momento, así que clic aquí y a pasar un #ViernesDeXseso 😉

Un poco de amor…

Foto por Samu Hernández

Foto por Samu Hernández

Recientemente estuve en la boda de un amigo, ser partícipe de un evento en donde dos vidas deciden convertirse en una sola me hizo pensar un poco sobre el amor de novios y el amor de esposos (el matrimonio). Siempre que alguien cercano a mi decide dar este paso, le caigo con un “discurso” poco agradable que dependiendo la edad puede empezar con un brutal “no lo hagas” o “esperate un poco más” hasta un “bueno, no será lo que esperas”.

Como sea me es muy difícil explicar lo que quiero sin que piensen que estoy en contra del matrimonio o peor aún, que crean que no amo a mi esposa . El hecho es que la vida sí cambia en el matrimonio. No importa si llevas 1 año de novios o 10, en el matrimonio las cosas son diferentes

Hoy voy a compartir algunos puntos que si estás a punto de casarte te pueden servir:

  1. El hombre no cambia. Suele suceder que la mujer piensa “lo que no me gusta de mi novio es X, Y o Z, pero seguro ya de casados será diferente” Bueno la respuesta a esto es no, no solo no lo va a cambiar sino que probablemente empeore porque estará a tu lado  tiempo que antes no compartían.
  2. La mujer sí que cambia. En nuestro caso, decimos algo así “como me gusta que sea tan atenta en esto o aquello, ella sabe que hago esto y me apoya”. Pues otra sorpresa, ella espera que algunas cosas que antes ella hacía (por vos) ahora las hagas, simplemente porque ya están casados y esto quiere decir que las cosas serán mejores (o sea cambiar). Una de las cosas que espera “Ella” (en algunos casos) es pasar más tiempo juntos, salir más a comer fuera, salir más de paseo, etc. Lo cual está bien, pero en realidad lo que significa  es que ahora obviamente  No pasarás  tanto frente a la TV,  frente a la compu o con ese instrumento que en 15 años no te ha llevado a ningún lado.  Otra cosa importante aquí es el presupuesto; si el matrimonio viene acompañado de un nuevo integrante (un hijo lo cual es la experiencia más hermosa en la vida del ser humano) pero ahora el ingreso se divide en tres. Y seguro que papá y mamá no te van a dar para ir al cine…
  3.   De novios “Enamorados” mucho tiempo juntos es lo mejor y esto frecuentemente nos aleja de amigos y  hobbies (en peores escenarios puede llegar a alejarnos de estudio y trabajo) El asunto es que de casados caemos en la cuenta de que cada uno tenga su espacio.
  4. Lo que no te gusta que haga (o no haga) se multiplica por 10, “no me gusta que duerme mucho” Casados parecerá que duerme más. “No me gusta que salga con los amigos” será como si  sale más, (solo son ejemplos)
  5. Al fin l@ voy a alejar de su familia. En realidad a menos que se vayan del país, te casas con toda la familia…

En fin, la lista puede ser larga o corta, dependerá de cada quien, lo que si es cierto es que el matrimonio no es color de rosa, y para que sea funcional necesitará todos los días un poco de amor…

Alguien tiene disposición para la ocasión….

Imagen tomada del canal de youtube de revista ESQUISSES

Imagen tomada del canal de youtube de revista ESQUISSES

Frecuentemente estoy buscando música nueva y a veces rara, artistas musicales con propuestas “distintas” o simplemente propuestas con sonidos  fáciles de digerir acompañado de pinceladas creativas, eso me llevo desde principios del nuevo siglo a escuchar muchas bandas “Inide”. Tomando en cuenta que la gran mayoría de artistas guatemaltecos forman parte del género “indie” les comparto algo del genio Ishto Juevez. Lo vi por primera vez cuando mi tío me compartió este video  y un banner que invitaba a la presentación del lanzamiento de un EP titulado “Chapuz Chapín”.  Entrada + disco + un “after” interesante en la salida = Fuimos con la familia a ver “al ishto”.

 Salí tan convencido y emocionado del “show” de Ishto Juevez que al otro día le escribí un mail para felicitarle.

Creo que poco a poco su música está llegando a más personas. Hoy entré a mi perfil de Facebook y me encontré con un vídeo de Ishto Juevez, ya conocía la canción así que como muchos le dí un “like” y seguí con “mi que hacer” diario. Al pasar de las horas, vuelve el mismo video a colocarse frente a mí… Dije “miremos pues porque tanta bulla” y me encuentro con esta joya realizada por los periodistas independientes de Esquisses, el sonido ambiente antes de la canción le da un toque muy humano, más un escenario poco elaborado, lograron transportarme al patiecito de mi casa (cálido como cuando era niño). Así que como dice el mismo ishto juevez aquí va un “empujoncitopara que le den clic y disfrutar de buena música, comerse una “refa” o café con pan, en el patio de la casa.

Una pausa, y celebra la vida

Foto por samu

Foto por samu

Hace unas semanas, tuve la oportunidad de hacer pausa (literalmente) y quedarme quieto, no se suponía que iba a ser así aunque estaba en un lugar muy transitado tenía que trabajar; así que me acomodé en una silla con esa intención. Me coloqué los audífonos y escuché música (mientras intentaba trabajar). Luego de unos minutos me di por vencido al no poder concentrarme. Mientras la música sonaba me puse a “shutiar” (observar detalles) a las personas que pasaban frente a mi lugar. Me di cuenta que muchas (casi todas las) personas se veían felices, sonreían y bromeaban con sus acompañantes. Esto me hizo pensar ¿Qué hace feliz a las personas? Porque parece que estamos destinados a ir “en busca de la felicidad” y muchas veces nos deprimimos al ver que la luz al final del túnel está muy lejos o ni siquiera la podemos ver.

Recuerdo que hace un tiempo le pregunté a mi hija, “mija” ¿qué te hace feliz? Luego tuve que cambiar la pregunta por ¿Cuándo estás feliz? Y ella respondió “cuando estoy con papi y mami”, “cuando pinto”, “cuando juegas conmigo” y “cuando viene la Fernandita” (su prima). No quiero hablar de la familia necesariamente, quiero hablar un poco sobre la felicidad, por lo que voy a sacar dos cosas en la respuesta de mi beba, ella es feliz cuando está con las personas que ama y cuando hace lo que le gusta, nada más que ¡genial! Esa es la lección que me dio o mejor dicho me confirmó.

En el libro who will cry when you die del autor Robin S. Sharma  se encuentra una frase que me impactó, el autor escribe algo así “Nunca he visto a una persona que está a punto de morir, lamentarse por no haber trabajado más, pero si mucha gente lamentarse por no haber pasado más tiempo con sus seres queridos”.  (Dije que no iba a hablar de la famila) Así que para finalizar únicamente quiero agregar algo que les puede servir: Es sobre una película inglesa que acabo de ver se llama About Time, me la describieron como una comedia romántica, y mi sorpresa es que aunque tiene comedia y escenas de romance, la verdadera lección es sobre la vida,  sobre disfrutar la vida, sobre cómo muchas veces no le ponemos atención a lo que pasa a nuestro alrededor, pensamos que nada va a cambiar, todo será igual y la verdad, es que la vida cambia, porque el cambio es bueno y necesario para la experiencia que llamamos vida; por esto he aprendido a poner “pausa” al día a día y disfrutar de los detalles (ya lo he dicho antes). La felicidad al final de cuentas es una decisión, siempre vamos a querer más, pero si estás con tus seres queridos, y disfrutas lo que haces; celebra la vida…

¿Cómo uso mis redes sociales?

Foto por Samu

Foto por Samu

Frecuentemente me encuentro que algunos contactos dentro de mis perfiles sociales tienen  la práctica de compartir chistes, y bromas (de mal gusto); o aprovechan sus perfiles sociales para ofender a personajes públicos o instituciones comerciales (peor aún aquellos que publican sus enojos o peleas con terceros). No digo que expresar nuestras ideas sea una mala práctica en redes sociales, a lo que me refiero es que Facebook no es un grupo de amigos fortachones que nos van a defender de las personas que se sientan ofendidas por lo que hacemos o decimos. Que estemos en Facebook no significa que podamos ser ofensivos, violentos o infantiles; con el propósito de ser “cool” Un perfil en cualquier  red social nos sirve para acercarnos a las personas que están lejos (fuera del país, por horarios, etc.) nos ayuda a estar cerca de marcas, personas públicas e instituciones que hasta hace unos años eran ellos quienes nos enviaban mensajes a través de medios masivos de comunicación (o alternativos) Lo cual ha cambiado en los últimos años. Estar lejos ya no es una opción, el papel de emisor y receptor ha cambiado para siempre, ya que con las redes sociales los papeles se intercambian rápidamente (entre emisor y receptor). Las redes sociales nos facilitan el acceso a más contactos. ¿Qué vamos a hacer con esta facilidad? Será cuestión de cada quien, sin embargo yo quiero aconsejarles a que utilicen las redes sociales cómo utilizarían un medio de comunicación masivo porque una característica de las redes sociales es que no olvidan, lo que publicamos puede quedar para siempre, esto es más pesado que un video mal hecho o una entrevista mal manejada en televisión, radio o prensa escrita porque con no transmitir nuevamente el video, audio (y el papel se desecha rápidamente) se solucionaba el problema (en los 90´S y antes). Ahora un tuit, un video en youtube queda grabado con un pantallazo, una captura o una descarga y nuestra imagen personal (o profesional) está en juego.

Las redes sociales no son un medio para decir aquellas cosas que no nos atrevemos a decir públicamente, todo lo contrario, las redes sociales son para potenciar nuestras ideas y hacerlas llegar a más personas.

Esto es gratis…

Life is good

Hoy por la mañana venía en el tránsito de la ciudad, y me di cuenta que el día estaba con otro color, estaba menos gris, la luz del sol se colaba por cualquier lado, edificios, vallas publicitarias, árboles y los otros carros.  El efecto era una mañana más anaranjada, más cálida. No sé si el tránsito estaba más fluido de lo normal pero yo sentí que sí, aproveché la velocidad constante (lento por supuesto) para escuchar música acorde al momento, algo como acústico; afortunadamente tenía mi “ipod” en el carro y  le dí “play” a un par de buenas canciones. Agregar música a un momento como este, puede subir el ánimo, de hecho me sentí agradecido, agradecido por los detalles que nos regala la vida, por las cosas que tengo y son gratis, y solo hay que cuidarlas. Al bajarme del carro (con los audífonos puestos) me permití disfrutar de recibir la caricia del sol en mi rostro, camine y vi como esta luz se cuela entre las hojas de los árboles, provocando un efecto que solo en los mejores conciertos se intenta reproducir. Creo que no solo en las películas la gente cierra los ojos y disfruta de un momento de paz y quietud, cada uno de nosotros puede hacerlo (o hacemos). Hoy les aconsejo buscar estos momentos  y recordar que estamos vivos, y las mejores cosas de la vida son gratis.

Les comparto la siguiente frase: “La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada”.
Soren Kierkegaard

Seres sociales o amigos virtuales

En los últimos años hemos sido parte del “boom” de las redes sociales (medios sociales) en dispositivos móviles, y se ha criticado el “uso excesivo” de esto. Vemos “amigos” en un bar o tomando un café, y cada uno en su teléfono “inteligente” atendiendo las distintas redes sociales. En el peor escenario puedes ser parte de las personas que están con su pareja (papás, hijos, hermanos, familia) y no prestan atención, por estar en su “smartphone”. La pregunta de hoy es ¿Qué pasa con los “seres sociales”? como nos llamó Aristóteles.

Haciendo a un lado la mala educación (que abunda en sociedades como la nuestra) Estar pegado a un dispositivo móvil, es una cuestión de “interés” (lo que me interesa en este momento). Y la solución no es solo quitar el dispositivo (acompañado de una buena regañada).

Tenemos que fomentar la educación en el uso de redes sociales (por más de una razón). ¿Qué es más importante para las personas? –  Claro muchas veces es falta de educación (repito) porque hay prioridades en la vida. Pero si por otro lado los padres (o acompañante) se mantienen en una postura de “corrección”  con mensajes como: ¿Ya estudiasté?, ¿ya limpiasté?, ¡córtate el pelo!,  ¡quítate la gorra! ¡Ese(a) muchacho(a) no me gusta para vos! Alejan a la persona y la empujan a buscar “comunicaciones positivas”. (Antes) por mensajes de texto, teléfono; y (ahora) por supuesto las redes sociales. Hace muchos años me dijeron un dicho (que no sé de quién es) “los amigos son la familia que nosotros escogemos”  Y ahora tenemos al alcance de un clic a los amigos virtuales

Entiendo, sí es un problema, eso de pasar el día subiendo fotos, videos o mensajes con fantasías  (perfiles falsos), búsqueda de relaciones irresponsablemente, y/o repetidas acciones de ego (soy el más guapo(a), el más inteligente, el más “cool”). Sin establecer relaciones afectivas duraderas y positivas. Las redes sociales nos pueden dar el contacto que vamos a necesitar para hacer realidad nuestro “sueño” ya sea de trabajo,  estudios o un  “hobbie” que nos apasiona, relaciones personales interesantes, etc.  Con las redes podemos conocer gente muy interesante, aprender desde diseño gráfico y programación hasta globoflexia (lo que nos interese aprender).

Es un hecho que las redes sociales son un medio de comunicarnos “accesible”, ahí podemos  intercambiar ideas, expresarnos… Si hacemos esto con responsabilidad y como dijo Aristóteles “como seres sociales” creo que está muy bien, es una gran oportunidad. Así que no seamos la persona irresponsable que escribe en su estado de Facebook “por qué me dejaste 😦 #CorazónRoto”  Otros pocos evolucionaron  compartiendo mensajes como “Estoy cansado(a)”  como especie de saludo a sus contactos… Mejor seamos como los más pilas que comparten una entrada de blog jejeje (es broma).

Escucha el “soundtrack”

Música

Existen algunas cosas que por estar ahí, asumimos que así son y así deben de ser. Un día de estos me puse a pensar en el hecho y resultado del uso de música en  las películas  (el soundtrack) a parte de la música de suspenso, terror y aventura que regularmente es interpretada por orquestas sinfónicas, me refiero específicamente a las canciones que no fueron creadas para la película, sino el director o encargado, escuchó, le gustó y la incluyó para la escena indicada.

Hoy no voy a hablar de cine, quiero compartir algo sencillo, e invitarlos a que hagan su propio soundtrack, (como los grandes directores de cine), y le pongan mucha atención a la música que nos acompaña cuando estamos alegres, molestos, con estrés o simplemente la escuchamos para relajarnos o enfocarnos en algún trabajo. Cada momento merece estar acompañado de música, y nosotros tenemos la oportunidad de escoger las canciones que queramos, y crear así el mejor o más adecuado ambiente; el abuelo de mi primo decía “El ambiente se lo hace uno” algo muy cierto, y que mejor forma de crear un ambiente agradable que incluyendo buena música. Vean el final de la película  Serendipity; sin audio y luego con la canción de Nick Drake de 1970 “Nothern Sky“, la diferencia es abismal. La música tiene la peculiaridad de tocar nuestros sentimientos.

Recuerdo cuando en 1996 estaba en el “bus” del colegio y escuchaba “The world I know” de Collective soul  (muchas veces solo llevaba la música en la cabeza) y pensaba “esta canción en diez años me va a recordar este preciso momento”, o la canción que escuche (por casualidad) camino a mi primer trabajo; ahora disfruto de las canciones que escucho en el transito de la ciudad, las que ayudan a darle energía a los lunes, las de “manejar de noche y sin transito” (muy rico) y por supuesto las que bailo con mi hija de 4 años. Así que mi primer consejo para este nuevo año, es invitarte a que escojas la música , vivas una vida plena y escuchés tu  soundtrack a todo volumen…

A continuación les comparto un “playlist” con varias canciones que me acompañan casi a diario:

Un poquito del “Soundtrack” de Samu