Al César lo que es del César

La vida nos da la oportunidad de conocer muchas personas de todo tipo, habrán algunas que sumarán más que otros, lo importante es aprovechar los momentos que compartimos con alguien, aprovechar por todos los medios a conectarnos con otras personas. Esto va mucho más allá de pedir y recibir un favor, aprovechar  el tiempo con alguien es lograr absorber el conocimiento de cada persona, es abrir nuestros sentidos a otras experiencias de vida, es apreciar lo bueno de otros para ponerlo en práctica. Lo más importante de la vida es tan simple como compartir.

En el año 2012, la vida me dio la oportunidad de conocer a una gran persona, alguien que fue un parte aguas en mi vida; fue Giancarlo la primer persona que me dijo que emprender es para valientes y perder en ese proceso es normal, seguidamente me dio la oportunidad de integrarme a un equipo de personas de quienes no sólo aprendí mucho, sino que hoy son buenos amigos. Está experiencia me permitió profundizar un área relativamente nueva de comunicación, un área que ha sido mi sustento desde ese momento, hasta el día de hoy. 

En algún momento le di las gracias, sin embargo hoy conmemorando el día que nos deja, vale la pena publicar, como dijo una amiga “hoy Guatemala pesa menos”. Y estoy de acuerdo con esa frase, porque en medio de envidias, celos, robos, usura, violencia. Encontré una persona que tenía como meta mejorar Guatemala.

Por ahí van a caerme personas que dirán. ¡Hizo esto! ¡Hizo lo otro! Pero cuando una persona  atiende a un desconocido con la intención de darle una mano, no tengo otra opción que decir que conocí a una persona muy generosa.

¡Nos vemos en la cima Giancarlo! 

 

Anuncios