Agregar valor con publicidad

Apple_logo_Think_Different_vectorized.svg

Quiero dedicar mi primera publicación sobre publicidad a un clásico (que me eriza la piel). Un anuncio que no sólo sirvió para promover la marca Macintosh (Apple), sino inspiró a muchos otros a emprender… Tal vez sueno muy romántico, pero en este espacio voy a presentar anuncios que dicen mucho (actualmente); mensajes para los “Creativos” publicitarios, empresarios y a cada persona que vive un día a día sin mucha pasión. A continuación con la voz de Steve Jobs, y esperando que haya por ahí muchos locos, rebeldes, buscadores de problemas que ven las cosas diferentes y no respetan el status quo.

porque la gente que está lo suficientemente loca para pensar que pueden cambiar el mundo, son las que lo hacen” Steve Jobs.

Apple (unreleased) Think Different ad – Narrated by Steve Jobs (1997)

Esto es gratis…

Life is good

Hoy por la mañana venía en el tránsito de la ciudad, y me di cuenta que el día estaba con otro color, estaba menos gris, la luz del sol se colaba por cualquier lado, edificios, vallas publicitarias, árboles y los otros carros.  El efecto era una mañana más anaranjada, más cálida. No sé si el tránsito estaba más fluido de lo normal pero yo sentí que sí, aproveché la velocidad constante (lento por supuesto) para escuchar música acorde al momento, algo como acústico; afortunadamente tenía mi “ipod” en el carro y  le dí “play” a un par de buenas canciones. Agregar música a un momento como este, puede subir el ánimo, de hecho me sentí agradecido, agradecido por los detalles que nos regala la vida, por las cosas que tengo y son gratis, y solo hay que cuidarlas. Al bajarme del carro (con los audífonos puestos) me permití disfrutar de recibir la caricia del sol en mi rostro, camine y vi como esta luz se cuela entre las hojas de los árboles, provocando un efecto que solo en los mejores conciertos se intenta reproducir. Creo que no solo en las películas la gente cierra los ojos y disfruta de un momento de paz y quietud, cada uno de nosotros puede hacerlo (o hacemos). Hoy les aconsejo buscar estos momentos  y recordar que estamos vivos, y las mejores cosas de la vida son gratis.

Les comparto la siguiente frase: “La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada”.
Soren Kierkegaard

Seres sociales o amigos virtuales

En los últimos años hemos sido parte del “boom” de las redes sociales (medios sociales) en dispositivos móviles, y se ha criticado el “uso excesivo” de esto. Vemos “amigos” en un bar o tomando un café, y cada uno en su teléfono “inteligente” atendiendo las distintas redes sociales. En el peor escenario puedes ser parte de las personas que están con su pareja (papás, hijos, hermanos, familia) y no prestan atención, por estar en su “smartphone”. La pregunta de hoy es ¿Qué pasa con los “seres sociales”? como nos llamó Aristóteles.

Haciendo a un lado la mala educación (que abunda en sociedades como la nuestra) Estar pegado a un dispositivo móvil, es una cuestión de “interés” (lo que me interesa en este momento). Y la solución no es solo quitar el dispositivo (acompañado de una buena regañada).

Tenemos que fomentar la educación en el uso de redes sociales (por más de una razón). ¿Qué es más importante para las personas? –  Claro muchas veces es falta de educación (repito) porque hay prioridades en la vida. Pero si por otro lado los padres (o acompañante) se mantienen en una postura de “corrección”  con mensajes como: ¿Ya estudiasté?, ¿ya limpiasté?, ¡córtate el pelo!,  ¡quítate la gorra! ¡Ese(a) muchacho(a) no me gusta para vos! Alejan a la persona y la empujan a buscar “comunicaciones positivas”. (Antes) por mensajes de texto, teléfono; y (ahora) por supuesto las redes sociales. Hace muchos años me dijeron un dicho (que no sé de quién es) “los amigos son la familia que nosotros escogemos”  Y ahora tenemos al alcance de un clic a los amigos virtuales

Entiendo, sí es un problema, eso de pasar el día subiendo fotos, videos o mensajes con fantasías  (perfiles falsos), búsqueda de relaciones irresponsablemente, y/o repetidas acciones de ego (soy el más guapo(a), el más inteligente, el más “cool”). Sin establecer relaciones afectivas duraderas y positivas. Las redes sociales nos pueden dar el contacto que vamos a necesitar para hacer realidad nuestro “sueño” ya sea de trabajo,  estudios o un  “hobbie” que nos apasiona, relaciones personales interesantes, etc.  Con las redes podemos conocer gente muy interesante, aprender desde diseño gráfico y programación hasta globoflexia (lo que nos interese aprender).

Es un hecho que las redes sociales son un medio de comunicarnos “accesible”, ahí podemos  intercambiar ideas, expresarnos… Si hacemos esto con responsabilidad y como dijo Aristóteles “como seres sociales” creo que está muy bien, es una gran oportunidad. Así que no seamos la persona irresponsable que escribe en su estado de Facebook “por qué me dejaste 😦 #CorazónRoto”  Otros pocos evolucionaron  compartiendo mensajes como “Estoy cansado(a)”  como especie de saludo a sus contactos… Mejor seamos como los más pilas que comparten una entrada de blog jejeje (es broma).

Escucha el “soundtrack”

Música

Existen algunas cosas que por estar ahí, asumimos que así son y así deben de ser. Un día de estos me puse a pensar en el hecho y resultado del uso de música en  las películas  (el soundtrack) a parte de la música de suspenso, terror y aventura que regularmente es interpretada por orquestas sinfónicas, me refiero específicamente a las canciones que no fueron creadas para la película, sino el director o encargado, escuchó, le gustó y la incluyó para la escena indicada.

Hoy no voy a hablar de cine, quiero compartir algo sencillo, e invitarlos a que hagan su propio soundtrack, (como los grandes directores de cine), y le pongan mucha atención a la música que nos acompaña cuando estamos alegres, molestos, con estrés o simplemente la escuchamos para relajarnos o enfocarnos en algún trabajo. Cada momento merece estar acompañado de música, y nosotros tenemos la oportunidad de escoger las canciones que queramos, y crear así el mejor o más adecuado ambiente; el abuelo de mi primo decía “El ambiente se lo hace uno” algo muy cierto, y que mejor forma de crear un ambiente agradable que incluyendo buena música. Vean el final de la película  Serendipity; sin audio y luego con la canción de Nick Drake de 1970 “Nothern Sky“, la diferencia es abismal. La música tiene la peculiaridad de tocar nuestros sentimientos.

Recuerdo cuando en 1996 estaba en el “bus” del colegio y escuchaba “The world I know” de Collective soul  (muchas veces solo llevaba la música en la cabeza) y pensaba “esta canción en diez años me va a recordar este preciso momento”, o la canción que escuche (por casualidad) camino a mi primer trabajo; ahora disfruto de las canciones que escucho en el transito de la ciudad, las que ayudan a darle energía a los lunes, las de “manejar de noche y sin transito” (muy rico) y por supuesto las que bailo con mi hija de 4 años. Así que mi primer consejo para este nuevo año, es invitarte a que escojas la música , vivas una vida plena y escuchés tu  soundtrack a todo volumen…

A continuación les comparto un “playlist” con varias canciones que me acompañan casi a diario:

Un poquito del “Soundtrack” de Samu